1. Skip to Main Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Huertos urbanos (I)

por  P. DE LA FUENTE/REDACCIÓN AC 21 Junio 2012 Publicado en ORGANIZACIONES
Huertos urbanos (I) FOTO: P. DE LA FUENTE

En los huertos urbanos del siglo XXI la producción ya no es el principal objetivo. Estas pequeñas superficies verdes constituyen la base de un espacio que pretende fomentar la convivencia entre vecinos. Además de pasar una tarde agradable regando las tomateras, los participantes en un huerto urbano organizan talleres donde intercambian conocimientos, actividades orientadas a los más pequeños, comidas vecinales, y visitas al huerto con fines sociales y terapéuticos.

Aunque cada huerto tiene su propia identidad, todos presentan características comunes: Se trata de huertos comunitarios, en los que la participación es libre y las decisiones se consensuan mediante reuniones periódicas. Además, abogan por una agricultura ecológica, sin productos químicos. Otra característica destacable es el uso de herramientas de Internet para planificar y coordinar las tareas de huerto, organizar actividades, mantener la comunicación con miembros de otros huertos, o simplemente intercambiar opiniones.

Los huertos se interconectan

La mayoría de los huertos urbanos se integran en redes de huertos de ámbito provincial. Su objetivo principal es crear un espacio de encuentro que permita a los hortelanos compartir conocimientos, organizar actividades conjuntas, y apoyarse mutuamente. Albacete, Barcelona, Madrid y Las Palmas de Gran Canaria son ciudades que cuentan ya con una red de huertos comunitarios que comienzan a comunicarse entre sí, en lo que podría denominarse el inicio de una red de redes hortelanas.

En Barcelona se cuenta con el proyecto Huertos urbanos: cultivando Barcelona, así como con una iniciativa que impulsa el Área de Medioambiente del Ayuntamiento de Barcelona, que consiste en la adjudicación de parcelas en régimen de cesión a los mayores de 65 años que lo soliciten y se comprometan a no vender la producción y a practicar una agricultura biológica.

La falta de terreno ya no es un inconveniente para cultivar un huerto porque la Asociación Reforesta ha puesto en marcha el proyecto Huertos Compartidos, una iniciativa cuyo objetivo es poner en contacto a personas o entidades que disponen de terrenos cultivables y estén dispuestas a cedérselos a aquellas personas que quieran cultivar y no tengan terreno. A través de su página web y previo pago de dos euros la asociación facilita el contacto a los futuros hortelanos con los “terratenientes” con el fin de pactar las condiciones de la cesión del huerto.

La horticultura como generadora de empleo

El fenómeno de los huertos urbanos está dando pie a la creación de empresas que proporcionan múltiples servicios. A la venta de semillas y de los tradicionales aperos de labranza, existen herramientas que ayudan a cuidar el huerto desde el teléfono móvil mediante herramientas como ihuerting. Esta aplicación para iPhone recuerda al usuario cuándo debe realizar las tareas de cuidado y prevención del huerto a partir de los datos de los cultivos que se introducen en una base de datos. La aplicación ayuda también a identificar posibles plagas que estén afectando a los cultivos y propone renedios para combatirlas. Ihuerting se puede descargar desde la tienda iTunes por un precio inferior a los 2 euros.

Existen asimismo empresas que se dedican a la implantación de huertos urbanos en fachadas, azoteas, tejados y cualquier construcción que lo permita. Ecohortus y Biortu cuentan con profesionales de la albañilería, diseño y horticultura que pueden realizar un estudio de la viabilidad de los edificios y ejecutar las obras de acondicionamiento que permitan implantar un huerto en las terrazas y las azoteas de edificios públicos o por encargo de una comunidad de vecinos. La asociación El Bancal proporciona servicios se diseño, montaje y mantenimiento a huertos. También organiza actividades como talleres, fiestas y campamentos de verano, como los que tendrán lugar durante el mes de agosto para niñas y niños de 5 a 11 años, que incluyen talleres y juegos relacionados con la huerta y la sostenibilidad.

Durante las próximas semanas se hará un recorrido por algunos de estos espacios verdes urbanos que además de ofrecer hortalizas frescas cuentan con su propia agenda de actividades, su propia historia y sus protagonistas.

Menú de Secciones

AC apoya
Consulta 
aquí
los próximos
eventos
Cashmob
¿Qué son los
Cashmob?